No Banner to display

Cómo crear un Presupuesto Familiar para Lograr la Independencia Financiera

Cómo crear un Presupuesto Familiar para Lograr la Independencia Financiera

Los presupuestos familiares, son una herramienta extremadamente útil para saber con exactitud a qué se esta destinando el dinero o para averiguar por dónde se está escapando. Esta simple tarea, nos ayudará a definir cuáles son nuestros verdaderos gastos y cómo podemos administrar de manera más eficiente nuestro dinero. Dedicarle tiempo a realizar un presupuesto, puede parecer una tarea tediosa. Pero la verdad es que es más fácil de lo suponemos.

Tener un presupuesto y es uno de los primeros pasos a tomar para alcanzar nuestra independencia financiera.

Gozar de una verdadera independencia financiera, si no sabe a dónde va o de dónde viene nuestro dinero, es muy difícil por no decir prácticamente imposible. La creación de un presupuesto familiar, nos ayudará a determinar cuál es nuestra situación actual desde el punto de vista financiero.

Los presupuestos no se tratan de sueños y metas de forma directa, es importante tener en cuenta, que los presupuestos deben ser muy realistas y conservadores. La idea inicial es analizar en profundidad la relación que existe entre nuestros ingresos y nuestros gastos. La disciplina es la clave para la elaboración de un presupuesto equilibrado.

Para comenzar a elaborar nuestro presupuesto, no hacen falta herramientas sofisticadas, basta con una hoja de Excel o simplemente un papel, un lápiz y una calculadora. Si lo preferís, en internet existen varios programas gratuitos para descargar y que os pueden ayudar a llevar la contabilidad familiar.

Ingresos

En primer lugar deben identificarse y colocarse en una lista los ingresos mensuales de la familia, independientemente de que provengan de sueldos, de rentas, etc. Si nuestros ingresos son fijos, ésta tarea será más sencilla. Por el contrario, si nuestros ingresos son variables, es recomendable elaborar un estimado de los ingresos anuales y dividirlo entre 12 para mayor comodidad.

Cuando se estén calculando los ingresos, es recomendable extraer los gastos que generan, es decir, montos fijos, como impuestos, seguros, etc. Para así trabajar los gastos variables con mayor exactitud.

Gastos

Una vez identificados los ingresos netos, es hora de considerar los gastos mensuales reales que tiene nuestra familia. Para esto se hace una lista clasificada por categorías, en función de las partidas más significativas. Por ejemplo, la peluquería no tiene por qué tener una categoría propia, puede incluirse dentro de la categoría de varios o englobarse en gastos personales.

Es recomendable comenzar con los gastos fijos, como el alquiler, cuota de la hipoteca, o todos aquellos gastos de mayor cuantía, seguido de los gastos de suministros (agua, luz, telefonía, etc), gastos de alimentación, gastos de transporte etc.

Factura en mano tendremos que comparar nuestro presupuesto frente a los gastos reales y analizar donde se han producido las desviaciones tanto al alza como a la baja.  Estudiar porqué se ha gastado de más o a qué se debe el ahorro. Posteriormente consideraremos si es necesario realizar algún ajuste en el presupuesto para alguna partida en concreto debido al incremento de la inflación, al aumento del IVA (impuesto al valor agregado) o a una bajada de los tipos de interés.

Si los gastos reales se han desviado con respecto al presupuesto, tendremos que tomar las medidas necesarias con el fin de lograr cumplir con nuestras metas de ahorro. 

Si queréis saber más acerca de como administrar correctamente los ingresos podéis leer el siguiente articulo “Conseguir Independencia Financiera – Administrando los Ingresos Financieros“.

Es muy recomendable, que una vez nuestras deudas hayan sido canceladas, no se perciba este dinero como un dinero extra para gastar, sino más bien como una fuente de ahorro o inversión que nos ayude a alcanzar la independencia financiera que tanto anhelamos.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No comments yet... Be the first to leave a reply!